Plan de ESCAPE

Un plan de escape puede ayudarte a ti y a tus hijas/os a salir de una situación peligrosa. Por ejemplo, al estar en peligro inminente de ser golpeada o amenazada de muerte.

Estos son algunos de los pasos a seguir:

Preparar una maleta con

  • Pertenencias de primera necesidad o lo que no deseas dejar fácil de guardad y cargar
  • Mudas de ropa para ti y las/os niñas/os
  • Artículos de aseo personal
  • Artículos de bebe o para las/os niñas/os
  • Juguetes o artículos especiales de tus niñas/os
  • Medicinas habituales

En una caja o sobre aparte recopila y ten a la mano documentos personales importantes. Deja dichos documentos en el mismo lugar que la maleta o dentro de la maleta:

  • Tarjeta de seguro social o cualquier documento similar tuyo y de tus hijas/o
  • Certificado de nacimiento o pasaporte tuyo y de tus hijas/os
  • Certificado de Matrimonio si estás casada con la persona agresor
  • Licencia de conducir y registro del automóvil
  • Tarjeta electoral
  • Tarjetas médicas o sus equivalentes
  • Medicinas o recetas de medicinas tuyas y de tus hijas/os que puedas necesitar
  • Dinero en efectivo
  • Libretas de ahorros, chequeras o tarjetas de crédito o sus números de cuentas
  • Expedientes médicos tuyos y de tus hijas/os
  • Recibos de pagos importantes
  • Copias de llaves de la casa y carros
  • Documentos escolares de las/os niñas/os
  • Fotos tuyas y de tus hijos/as
  • Evidencia de maltratos recibidos

Guarda la maleta en casa de una vecina, familiar o amistad cercana

Considera la transportación y formas de salir de la casa

Piensa en cómo y con quién vas a salir de la casa: policía, taxi, transportación pública, en el auto de amistades o familiares, etc. Decide de antemano a dónde vas a ir e infórmaselo a la persona que escogiste. De esta manera estará sobre aviso cuando llegues, ya sea de día o de noche, en caso de una emergencia.

Ten a la mano en una libreta los teléfonos importantes de

  • Tus médicas/os o las/os de tus hijas/os
  • Policía
  • Albergues y oficinas de servicios para mujeres maltratadas
  • Instituciones de ayuda emocional
  • Amistades o familiares, personas que te apoyan

Llama a la policía

Dile que estás en una situación de violencia doméstica. Ofrece los detalles e información completa.

  • Anota el número de placas y el nombre de todas/os las/os policías y personal que investigue tu caso
  • También anota el número de querella y pide copia de ésta.
  • Solicita escolta de la policía y/o acude a la Sala de Investigaciones del Tribunal más cercano a solicitar una orden de protección y sus medidas provisionales
  • Ve a la oficina más cercana de Servicios Legales

Utiliza recursos de ayuda

Si has sido agredida, ve a una sala de emergencias, aunque tus golpes o heridas no sean visibles. Infórmale al personal de la sala que estás en una situación de violencia doméstica. Pide una copia de tu expediente médico, ésto te ayudará en caso de que decidas radicar cargos criminales contra la persona agresora.

Consigue a alguien de confianza con quien dejar las mascotas que poseas.

PLAN DE SEGURIDAD EN EL EMPLEO

Qué hacer en el trabajo si es víctima de violencia doméstica:

1. ¿Qué es un plan de seguridad en el trabajo? ¿Necesito crear uno?

Puede que quiera crear un plan de seguridad en su trabajo para reducir el riesgo de que el agresor pueda hostigarle o lastimarle. Para empezar, piense en su rutina diaria y piense en cambios que puede hacer para mantenerse a usted y a sus hij@s segur@s mientras está trabajando.

2. ¿En qué debo pensar cuando esté creando mi plan de seguridad en el trabajo?

  • Decirle a alguien en el trabajo acerca de su situación
  • Considere el decirle a un/a compañer@ de trabajo, supervisor/a, o a Recursos Humanos acerca de su situación. Un/a compañer@ puede ayudarle llamando a la policía si el/la agresor/a le amenaza en el trabajo, o proveyendo apoyo. Piense cuidadosamente a quien le diría y pídale que sea confidencial. Si decide no compartir la información con un/a compañer@ de trabajo, todavía hay pasos que puede seguir para mantenerse segura.

Viajando diariamente al trabajo:

Piense en cómo llega al trabajo cada mañana. ¿Sabe el/la agresor/a dónde trabaja y cómo llegar ahí? ¿Queda lejos el estacionamiento o parada de guaguas? Si su transportación es riesgosa, considere algunos cambios que lo puedan hacer más seguro, tales como:

  • Viaje al trabajo con un/a compañer@ de trabajo;
  • Varíe la ruta que coge para llegar al trabajo, o la hora en que viaja;
  • Pídale a un/a compañer@ o un guardia de seguridad que le acompañe a su carro o a la guagua.

Cambios en su trabajo:

Hay cambios que usted o su patrono pueden hacer en el trabajo que pueden aumentar su seguridad. Estos cambios pueden prevenir un incidente violento, pueden reducir la frecuencia del hostigamiento del agresor/a en el trabajo, o pueden ayudarle a sentirse más segura para que no se preocupe tanto por el hostigamiento o la violencia.

Algunos cambios que puede hacer:

  • Mantenga confidencial la dirección y teléfono de su casa.
  • Pida un traslado a un escritorio, departamento, horario, o lugar de trabajo diferente.
  • Pídale a un/a guardia de seguridad u otr@ compañer@ de trabajo que le escolten a su carro o a la parada de guaguas más cercana.
  • Póngale seguro a la puerta de su oficina o departamento.
  • Entregue una copia de su orden de protección al departamento o personal de Seguridad.
  • Pídale a su patron@ que obtenga una orden de protección contra el agresor/a en adición a su propia orden de protección.
  • Solicite protección de la Policía o del trabajo.
  • Cuido de niños o escuela
  • Repase la seguridad de los arreglos del cuido de sus niños o escuela.

¿Sabe el agresor dónde está el centro del cuido de sus niñ@s o su escuela?

Considere el decirle a quien cuida a sus niñ@s sobre el agresor, dándole una copia de cualquier orden de protección o de custodia que tenga o cambiar l@s proveedores/as del cuido o escuela, si eso es posible. Sea consciente de que decirle a l@s proveedores/as acerca de su situación puede traerle preocupaciones sobre su propia seguridad y de los otros niñ@s, y puede poner en juego los arreglos del cuido.

3. ¿Cómo debo hablarle a mi patron@ o supervisor/a acerca de mi situación de violencia doméstica?

Aunque hay muchos pasos que puede tomar usted sola, puede que sea necesario el contarle a su patron@ o supervisor/a acerca de su situación de violencia doméstica. Antes de pedirle a su patron@ que le ayude, piense qué es lo que necesita y cómo pedirlo.

Empiece por pedirle a su patron@ que mantenga su situación confidencial. Sea consciente de que hay veces en que su patron@ puede divulgar lo que le diga. Por ejemplo, si le dice a su patron@ de que teme que su agresor/a pueda lastimarle en el trabajo, su patron@ puede pensar que debe tomar acción informándole a otr@ emplead@s acerca de su situación para mejorar la seguridad en el trabajo.

También existe el riesgo de que su patron@ crea que debe despedirla para así mantener el trabajo seguro. Hable con un/a abogad@ o intercesor/a para más información o canalízelo a través de la Unión.

  • Pida apoyo a entidades como la Procuraduría de las Mujeres.
  • Recuerde que su silencio solo protege al agresor, no a usted.
  • Explíquele a su patron@ los pasos que ha tomado para mantenerse segura.
  • Piense en la perspectiva e intereses de su patron@: él o ella probablemente quiere que tod@s l@s emplead@s estén seguros y hagan su trabajo bien.

¿Cómo afectará su plan de seguridad su productividad y la de sus compañer@s? ¿Va su plan a mantener segur@s a tod@s?
Seguramente su patron@ va a acceder a su petición si habla de su plan para poder hacer un mejor trabajo y hacer el lugar más seguro para tod@s.

Averigue si a otras personas le han otorgado peticiones similares o si su situación está cubierta en la política de su trabajo. Es más probable que su patron@ haga los cambios que sugiere mientras más parecido sea a otra petición antes otorgada.

Romper el silencio puede ser lo único que le mantenga viva y segura.